La primera naturaleza de Jesús

I

Hay un Jesús que es un pobre carpintero, pero hay otro que es Rey del universo. Hay un Jesús que es un tonto: si le golpean la mejilla muestra la otra, y si lo crucifican pide perdón para sus verdugos. Pero hay otro que es Vengativo y Todopoderoso, y si alguno se pone contra Él, a ese pobre diablo le aguarda un eterno llanto y crujir de dientes. Hay un Jesús que está loco: predica el amor entre las fieras. Pero hay otro que es la Razón y la Cordura Infinitas, y es el Creador de todas las fieras. Hay un Jesús demasiado injusto: ama a todos aunque no lo merezcan, y ama todavía más a quienes menos lo merecen: rameras, parias y ladrones. Pero hay otro que es Matemáticamente Justiciero: Él premia a los decentes y castiga a los malos. Hay un Jesús pobre, que nada tiene y todo lo da. Pero hay otro que es Amo y Dueño del universo, Señor de todas las cosas, y que no sirve, sino exige que le sirvan. Hay un Jesús que es de carne y hueso, y sufre cada azote en su cuerpo, cada espina en su cráneo, cada clavo en sus manos, cada lanza en su pecho. Pero hay otro que es Inmaterial, Pensamiento Puro e Infinita Autocomplascencia: ¿qué dolor podrían causarle un azote, una espina, un clavo, una lanza, mil bombas atómicas, a tan Mayestática Inmutabilidad? Hay un Jesús que sueña con levantar un paraíso aquí mismo y para todos. Pero hay otro que hace siglos tiene un Paraíso muy lejos de aquí, aunque reservado para Su Alteza Infinita y Su Corte Predestinada.

(Y yo quiero saber: ¿hay dos Jesús o es uno solo?)

II

Jesús -dice la Ortodoxia- no es mitad hombre y mitad dios, sino completamente hombre y completamente dios. Pero no son dos, sino uno y el mismo -termina la Ortodoxia.

(Ah, vaya, Jesús es uno. Sólo que uno dos veces. Algo así como el Dr Jekyll y Mr Hyde. Dos personas, cada una completa, con todas sus virtudes y mañas. Pero eso sí: una sola y la misma sustancia).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *